Dicen que Ansermanuevo es el resultado de repetidas mudanzas. Este poblado tradicional, con todo su encanto autóctono, primero quedó en Risaralda, donde ocurrió su fundación; luego, estuvo en Caldas, donde, en la actualidad, queda Anserma, un municipio que se fue construyendo del esfuerzo de sus habitantes, manteniendo las costumbres que hacen de él un pueblo tan típico, y que despiertan alegría y nostalgia a la vez. Aquí, ustedes podrán montar en parapente, una actividad que, desde Quindío Aventurero, hemos preparado para que disfruten de los más hermosos escenarios colombianos.

El panorama más bonito del Cauca

Al reservar con nosotros un vuelo en parapente, podrán admirar una de las vistas más espléndidas del departamento del Valle del Cauca, con su paisaje virgen, lleno de verdor, que se extiende en todas direcciones como un manto sangrado de la naturaleza. Aquí, en las montañas circundantes, están los corregimientos El Roble, La Popalita, Tres Esquinas, Primavera, Anacaro, La Hondura, El Vergel, El Billar, Calabazas, San Agustín y La Pedrera, con sus cuadros coloniales y sus románticos encantos.

Un lugar mágico para el salto en parapente

Disfrutar de vistas espléndidas y con un ángulo privilegiado nunca fue tan fácil. Para quienes desean estar en contacto con lo más típico de Colombia, Ansermanuevo es el lugar ideal y el mejor modo de vivir una experiencia extrema, al puro estilo de Quindío Aventurero. Para gozar de esta actividad, deben reservar a través de nuestro sitio web. Y, para llegar al punto de vuelo, pueden abordar un taxi en el terminal Armenia-Pereira, hasta el municipio Cartago; una vez allí, deben tomar un colectivo que los dejará en la plaza del municipio.

¿Qué hacer en Ansermanuevo?

Aunque es una localidad pequeña, engloba toda la magia del departamento de Valle del Cauca y constituye un auténtico paraíso para los amantes de las ofertas culturales y el ecoturismo. Aquí no solo pueden disfrutar de nuestras actividades en parapente, sino que también pueden practicar dowhill, calado y bordado. Y si quieren familiarizarse con la vida rural, pueden ir a conocer la finca ubicada en la vereda La Puerta, a solo 15 minutos de la cabecera municipal; además, vale la pena visitar el balneario la Verraquera, y no pueden irse, desde luego, si comprar bordados, que son una artesanía de mucha influencia local, con una fiesta que se celebra en su honor en agosto.

Vengan con nosotros a Valle de Cauca y disfruten de las maravillas de Colombia. Para realizar sus reservaciones, los invitamos a que se comuniquen con nosotros, ingresando en nuestro sitio web y llenando el formulario de contacto.

whats