El vuelo en parapente ha pasado de ser un tabú, un deporte al que se le guarda temor, para convertirse en el favorito de miles de personas en todo el mundo. Cada vez son más los que se ponen unas alas y se lanzan a la aventura de avistar cielos de un azul límpido, coronados por montañas de color turquesa o sobre mares de plata, con las corrientes de brisa salina golpeando sobre el rostro.

Uno de los tantos aficionados notables del parapente es Jack Pimblett, un inglés de 17 años que ya ha alcanzado alturas de vértigo; este deportista se puso su primer arnés a la tierna edad de dos y, como él, ustedes pueden experimentar lo que significa el placer de volar.

  1. Reserven su primer vuelo con una empresa de confianza, como Quindío Aventurero, que les ofrezca instrucción y acompañamiento en cada proceso. Es posible que la imagen del parapente les atraiga, pero nada se compara con estar remontando los cielos colombianos en vivo y en directo; esto, sin duda, es un recuerdo para atesorar toda la vida. Contraten nuestros servicios para que un profesional les enseñe a volar con los pájaros, lejos del estrés de las grandes ciudades y sin la presión de tener que controlar el parapente ustedes mismos.
  2. Apúntense a un curso. Si el vértigo no los dejó en shock, es posible que hayan llegado a cogerle el gusto al salto en parapente. Los miedos, la ansiedad y los prejuicios se pierden con la práctica, así que quizá les venga bien convertirse en pilotos. Para ello tendrán que inscribirse en cursos con profesionales certificados, quienes podrán guiarlos desde la condición de principiantes hasta auténticos Ícaros.
  3. Compren el equipo correcto. Así como un tenista necesita una buena raqueta o un futbolista precisa de la indumentaria adecuada, si ustedes se suman a los fanáticos del parapente, necesitarán disponer de lo básico para ejercer este deporte. Nuestro instructor puede ofrecer diferentes parapentes a diferentes precios y para una gran variedad de presupuestos. Es importante que los equipos que se adquieran para realizar esta actividad estén en perfectas condiciones.
  4. Hagan amigos. Unirse a un club de parapente es una excelente oportunidad para hacer amigos, liberarse de las presiones sociales y conocer personas con intereses similares a los nuestros. Esto puede representar una gran escapada de las obligaciones cotidianas.

Vuelen con nosotros, en Quindío Aventurero les garantizamos la mejor experiencia en parapente, sólo deben visitar nuestro sitio web y escribirnos a través del formulario de contacto. ¡Los esperamos!

whats