Además de montar en parapente, con Quindío Aventurero podrán experimentar lo que es alzar el vuelo con ayuda de una tecnología que se ha vuelto muy popular en los últimos años y que incluso está siendo adquirido por miles de personas en todo el mundo gracias a su manejo práctico y sencillo. Nos referimos al paramotor del cual queremos hablarles en esta nueva entrada de nuestro blog; siendo más precisos, les diremos algunas razones por las que deben probar este excelente equipo, que ponemos a su disposición.

El avión pequeño por excelencia

No cabe duda que el paramotor es el avión mínimo por excelencia, el cual solo podría ser superado por la mochila cohete. Se trata de un método personal de vuelo, que vale la pena probar al menos una vez en la vida para experimentar lo que es planear en los aires con solo activar motores. A diferencia de otras opciones, como el paracaidismo, el ala delta, o el salto en parapente, su lanzamiento a pie representa una ventaja notable. Para las opciones señaladas, es necesario subir colina arriba durante varios minutos e incluso horas, con el fin de poder acceder a un sitio donde sea posible despegar; en cambio, con el paramotor pueden suspenderse en el aire desde cualquier sitio y de manera rápida, algo que sin duda muchas personas estiman.

Otra ventaja del paramotor es que es posible volar sobre diversas áreas, ya sea sobre las olas del mar, en la ciudad, o en algún otro terreno plano o área de baja altitud. A ello cabe agregar que el manejo del paramotor es más sencillo que el del ala delta o el parapente, aunque es precisa la capacitación y la supervisión de expertos como el personal de Quindío Aventurero para evitar diversas complicaciones derivadas de un mal manejo.

¡Acérquense a Quindío Aventurero para experimentar el vuelo en paramotor!

Esperamos que esta entrada les haya sido convincente. Si entre sus planes está el planear sobre los paisajes naturale, no duden en probar el paramotor que en Quindío Aventurero ponemos a su alcance. ¡Los esperamos!

whats